Review: HPRC 2700W

Hola de nuevo! Tantas lunas!

Hacía tiempo que no me daba el tiempo de hacer un review... Debería seguir con ellos, qué opinan? Bueno, en esta ocasión les traigo uno bastante especial, el review de una caja rígida para cámaras, la "2700W" de HPRC. 

Características

En primer lugar, voy a dejar las características de esta maleta, para que se puedan hacer una idea de que esperar en cuanto a tamaño y peso:

·      Dimensiones exteriores: 52,5 cms. ancho, 62 cms. alto, 28 cms. profundo.

·      Dimensiones interiores: 49,5cms. ancho, 55,5cms. alto, 25,6cms. profundo.  

·      Peso vacía: 8,30 kg.

·      Peso con espuma pre-cortada: 9,07kg

·      3 manillas reforzadas en los costados de la maleta, más una manilla telescópica para llevar como maleta

·      Ruedas incorporadas

·      Válvula para control de presión

·      Anillo O de goma que hace la maleta completamente impermeable

·   El resto de los detalles técnicos los pueden encontrar en: http://www.hprc.it/en/resin-case_hprc2700w.html

Y para quién no se pueda hacer una idea del tamaño, les dejo una comparación con mi mochila de 20L.

Espacio

A continuación, ya con una idea un poco más clara de que tan grande es la maleta, se preguntaran qué es lo que cabe en ella. Bueno, yo en particular trabajo con Canon, y poseo una serie de lentes además de accesorios como una waterhousing, la cual ocupa bastante espacio. En esta ocasión, configuré la maleta para poder llevar mi cámara Canon EOS 50D (sí, es un modelo antiguo y descontinuado, pero similar en tamaño a una full-frame), un Canon EF 70-200mm f/2.8L IS II USM, un Canon EF 17-40mm f/4.0L USM, un Sigma 10mm f/2.8 EX Fisheye, un Sigma 35mm f/1.4 DG Art, además de un Canon Extender EF 1.4x III y dos puertos para la carcasa de agua.

Como pueden ver, es bastante equipo, y los puertos para la carcasa ocupan un espacio considerable dentro de la maleta. Aunque siendo sincero, creo que podría haber configurado mejor la espuma (Recomendación: Si alguna vez piensan tener una maleta con este tipo de divisor, les recomiendo dejar dos líneas de cubos entre lente y lente o equipo y equipo).

Experiencia

Para poner a prueba las características de esta caja, me la llevé a la “Semana de la Vela 2017”, evento deportivo de veleros oceánicos, en el cual corren todas las categorías existentes en el país. 

Semana de la Vela_© FGE Fotografia_01.jpg

Queda claro que las posibilidades de mojarse arriba de un bote son altas, y que si se nos moja el equipo, bueno, eso no es tan bueno, sobre todo si se trata de agua salada. Pero lamentablemente (para esta prueba), no resultamos ser bañados por una ola. Así que para probar la impermeabilidad de la maleta, la mojé (y aproveché de limpiarla) en mi jardín.

En cuanto a mi flujo de trabajo, tengo que decir que este fue bastante bueno teniendo en cuenta el tamaño y la rigidez de la maleta, ya que es muy distinto trabajar con una caja a una mochila para quien no está acostumbrado. Yo creo que lo mas simple en este tipo de modalidad, es que al abrir la maleta, tienes directamente todo el equipo y puedes llegar rápidamente a el, lo cual es necesario arriba de un bote dado que el “chapuzón” puede ocurrir en cualquier momento.

Por el lado de la portabilidad, es una maleta grande, eso no lo niego, y el peso (9kg. sin equipo) puede jugar un poco en contra, pero al llevar la maleta con las ruedas, o por las manillas entre dos personas, no debería ser tanto problema. Para llegar hasta el evento, me fui en bus, que fueron unas 2-3 horas de viaje aproximadamente, pero con la maleta en la cajuela del bus no hubo problema, tiene la posibilidad de colocar dos candados, así que me fui tranquilo. Además de eso, caminé bastante de un lado para otro con la maleta, exigiendo las ruedas tanto en asfalto como tierra, y aguantaron sin complicaciones. 

 

Conclusión

Finalmente, estoy contento con la facilidad con la que pude trabajar con esta maleta, no me tuve que preocupar por golpear o pasar a llevar algo con esta, ya que sabia que esta cumpliría su principal tarea de cuidar mi equipo. Eso si, lo único que no me gustó mucho fueron los divisores de espuma, que al moldearlos, se pierde mucho espacio útil dentro de la caja. Creo, que en ese caso preferiría unos separadores mas clásicos con velcro.

Cabe mencionar también, que este de tipo de maletas no están echas para todos (al menos eso creo), y se van a acotar a un publico que se mueve por ambientes mas riesgosos como fue mi caso con la fotografía de veleros, o que llevan equipo muy delicado (por ejemplo una Hasselblad H6D y sus respectivos lentes). Sin embargo, las maletas HPRC en todos sus tamaños tienen una calidad excelente, por lo cual le doy mi visto bueno a la “2700W” para todos aquellos que estén interesados en una.

Review: MicroSD Extreme Pro SanDisk y Experiencia

Desde el día número uno que llevo sacando fotos, las tarjetas de memoria son el segundo elemento que más me han acompañado, y es por ello que me es importante su calidad de construcción, resistencia a los elementos y funcionalidad. SanDisk ha sido con la marca que he trabajado todos estos años sin darme problemas, hasta hace poco, que una de mis tarjetas murió repentinamente. Dado este suceso, he querido compartirles mi experiencia con estas tarjetas, y el servicio post venta de la marca.

Cuento actualmente con dos tipos de tarjeta, CF (CompactFlash) y MicroSD (Micro SecureDigital). Las primeras hasta ahora no me han dado problema alguno (toco madera para que sigan así), siendo que son las que más uso, dado que están en la cámara 99% del tiempo, almacenando las imágenes que les presento regularmente. El segundo tipo de tarjetas, que son de adquisición reciente (las compré este año), han presentado la misma calidad que las primeras, pero lamentablemente después de un par de meses una murió de manera inesperada. Una pena, pero estas cosas suelen suceder. Si buscan en internet podrán encontrarse con varios casos, incluso peores que el mío, ya que no fue mientras estaba trabajando.

Estas tarjetas con una velocidad de 90MB/s de escritura y 95MB/s de lectura, son ideales para grabar con la GoPro, sobre todo a 4K. Están hechas para soportar las condiciones más extremas, como ser sumergidas en agua, golpeadas, puestas a temperaturas muy altas o muy bajas, e incluso ser pasadas por rayos X. Como dice su slogan "Hechas para sobrevivir, incluso si tu cámara/equipo no lo hace".

No me tomen a mal, no estoy tratando de venderles las tarjetas, pero ya van tantos años con ellas, que mi confianza la deposito al 100% en la marca. 

Ahora, pasando quizás al tema de interés, la muerte de una de las tarjetas y mi experiencia con el servicio de post venta de SanDisk.

Hace mas o menos un mes, una de mis tarjetas MicroSD murió repentinamente. El motivo, totalmente desconocido. Volviendo un fin de semana de trabajo, saqué la tarjeta de la cámara, transferí todos mis archivos al computador, le hice el formateo correspondiente, y volví a colocarla en la cámara. No la utilicé por un día, y al volver a prender la cámara me indica "NO SD". Luego de un par de pruebas, llegué a la conclusión que fue la tarjeta quién falló, y no la cámara.

Un tanto decepcionado por esto, decidí ponerme en contacto con Servicio al cliente de SanDisk para ver si se podía hacer algo, arreglar o en caso de ser posible, reemplazar la tarjeta. Para mi sorpresa, después de varios mails para allá y para acá, probando en distintos computadores, cámaras y adaptadores, en SanDisk concluyeron lo mismo que yo, que la tarjeta sufrió muerte súbita. Por suerte, estas tarjetas cuentan con garantía de por vida. 

Finalmente, tengo que agradecer a SanDisk por su muy buena atención y productos de calidad, ya que gracias a la resolución a la que se llegó, me reemplazaron la tarjeta mala por una nueva del mismo modelo y capacidad, quedando así como un cliente feliz y contento con la marca.

A continuación, podrán encontrar un video donde explico lo escrito más arriba, además de un par de videos de prueba que hice en 4K y 1080p a distintos fps.